¿Sabías que puedes acabar comiéndote el plástico que tira una persona en las calles de Casablanca? Todo es una peligrosa cadena y para evitar este círculo vicioso es necesario reciclar y gestionar eficientemente los residuos. No obstante, cuando el daño ya está hecho, es importante colaborar en la limpieza del entorno natural, para evitar que los residuos lleguen a los ríos o al mar. Por eso nos pusimos manos a la obra y participamos en la iniciativa “Enmienda, limpia tu mierda”; con el objetivo de limpiar el cauce del río Jarama, en Madrid.

experiencias

Ciencia

Salud

Voluntariado

destacados
recientes
más de bioksan
RECOGIDA DE RESIDUOS EN EL RÍO JARAMA
Iniciativa ``Enmienda limpia tu mierda``
Ver reportaje de la acciónLa Iniciativa "Limpia tu mierda" en InstagramLa Iniciativa "Limpia tu mierda" en Linktree

Al Gore dijo en su momento que la dicotomía entre desarrollo y sostenibilidad era falsa, puesto que sin planeta, no hay economía que valga. A todos los componentes de la familia bioksan nos gusta colaborar siempre en causas solidarias y sostenibles, por eso el pasado 8 de mayo nos pusimos los guantes de trabajo y nos sumamos a otras 25 personas de la iniciativa “Enmienda, limpia tu mierda”, una agrupación de voluntarios que buscar concienciar y visibilizar el problema de la contaminación del río, para que las administraciones pongan recursos y remedio a lo que es también un problema sanitario.

Bien temprano, los colaboradores de bioksan en Madrid se pusieron rumbo al río Jarama, en Madrid. Este río forma parte del parque regional del sureste (red natural a pesar de que su agua se encuentra contaminada con metales pesados y bacterias de todo tipo). El objetivo era ayudar en la limpieza de su caudal, que en su recorrido cuenta con más de 20 colectores de aguas fecales. Estos vertidos que llegan al río (y a sus alrededores) deberían almacenarse en estanques subterráneos que, posteriormente, bombeen dichos residuos hacia las depuradoras. La belleza natural de este paraje se encuentra perturbada por elementos como cargadores de móvil, vidrio o plásticos; que provocan la desaparición de especies únicas como la trucha o la bermejuela, que eventualmente son sustituidas por especies invasoras que se adaptan con facilidad a este tipo de entornos contaminados. Pero estas aguas fecales no solo afectan al propio río, sino también a sus alrededores, ya que los residuos se acumulan en los alrededores de los árboles, impidiendo su correcto crecimiento.

Este maravilloso río crea las denominadas autopistas de la biodiversidad, que son bosques de ribera que albergan especies de todo tipo. Desafortunadamente, parece que los organismos públicos prefieren dar prioridad a la actividad económica y no al medioambiente, lo que motivó a este grupo de vecinos de la zona a comenzar el proyecto.

Al final del día, se llenaron 156 bolsas (780 kg.) de residuos, que se traduce en 1,4 toneladas de CO2 retiradas de la naturaleza. Además, se consiguió liberar varios árboles, cuyas ramas y raíces estaban cubiertas de toallitas y otros residuos.

Aprovechando que el próximo 17 de mayo es el día del reciclaje, queremos concienciar sobre la importancia de reciclar para evitar que ciertos residuos especialmente dañinos como el plástico lleguen a nuestros ríos y océanos. España es uno de los principales países de Europa en cuanto a demanda de plástico, 50% del cual acaba en vertederos. El plástico es especialmente dañino cuando llega al río o al mar, ya que el sol, el viento y la acción de la marea descomponen los residuos plásticos en pequeñas partículas (conocidas como microplásticos), que se dispersan en las columnas de agua y acaban en todas partes del planeta (incluso se han encontrado microplásticos en la cima del Everest). Los plásticos son consumidos tanto por especies acuáticas como por animales terrestres como los elefantes o el ganado.

Una vez que los microplásticos acceden a ríos y océanos es prácticamente imposible recuperarlos, por lo que es de vital importancia no solo mejorar los sistemas de gestión de residuos, sino también fomentar el reciclaje por parte de todos, así como evitar el uso de plásticos dañinos como el polietileno.

Ya sabes, quien a buena iniciativa se arrima, buen planeta le cobija.

Fotos y vídeo de la acción
También te recomendamos: