Retomamos nuestra rutina habitual¡Pero que no cunda el pánico, no es el fin del mundo!

Lo único que tienes que hacer es prepararte para los desafíos del nuevo curso, y para ello deberías potenciar tu sistema inmunológico, que es lo que te protegerá de resfriados e infecciones.

experiencias

Ciencia

Salud

Voluntariado

destacados
recientes
más de bioksan

Se acaba el verano y también terminan nuestras maravillosas vacaciones. Y eso significa que retomamos nuestra rutina habitual… ¡Pero que no cunda el pánico, no es el fin del mundo!

Lo único que tienes que hacer es prepararte para los desafíos del nuevo curso, y para ello deberías potenciar tu sistema inmunológico, que es lo que te protegerá de resfriados e infecciones.

Así afecta la vuelta a la rutina al sistema inmunológico

Suele ocurrir que el regreso a la escuela y a la actividad frenética provocan una bajada de defensas que merman nuestra salud. Estos factores son los desencadenantes:

Estrés

Nuestras responsabilidades pueden jugarnos una mala pasada cuando nos abruman. Y cuando volvemos a la rutina, volvemos a notar su peso. Incluso los más pequeños pueden sufrir estrés, por ejemplo, cuando se encuentran adaptándose a nuevos entornos escolares.

El estrés acaba pasando factura a nuestro sistema inmunológico, debilitando nuestras defensas.

Cambios en la rutina de descanso

Pasar de las largas noches de verano a los madrugones para ir a la escuela o al trabajo puede provocar episodios de insomnio por un proceso puramente adaptativo. Pero estas noches en vela aparentemente inocuas dañan nuestro sistema inmunológico.

Mayor exposición a patógenos

La vuelta al cole suele ser un momento propicio para la propagación de virus, mientras los cuerpos de los más pequeños recuperan su ritmo habitual y vuelven a compartir espacios cerrados como las aulas. Esta exposición podría ser un factor de riesgo para enfermarse.

Exceso de actividades extraescolares

Cuando los peques tienen demasiadas actividades extraescolares pueden terminar mostrando síntomas de agotamiento, que afecta a la capacidad para combatir infecciones.

Algunos consejos para retomar la rutina

Retomar los hábitos de sueño progresivamente: Ajusta la hora en que tus peques y tu os vais a dormir unos días antes de volver al cole y la oficina.
Comer bien: Asegúrate de que tu familia lleva una dieta equilibrada, con todos los nutrientes que el cuerpo necesita.
Incorporar a tu dieta ingredientes que fortalecen el sistema inmunológico: El BETOX-93 es un compuesto natural que activa la respuesta inmunitaria del cuerpo a través de los receptores en las células, como los macrófagos y los Linfocitos T. También la vitamina C aumenta la producción de células inmunológicas, mientras que la vitamina D puede aumentar la producción de péptidos antimicrobianos en las células, para combatir las infecciones.

¡Todos estos ingredientes se encuentran en Inmunok Family, que es perfecto para activar las defensas de toda la familia! Y, por supuesto, de manera natural, que es lo que caracteriza a Bioksan y su probada calidad. ¡Ningún obstáculo se interpondrá en vuestra vuelta a la rutina!

Producto recomendado